Desde su origen las empresas nacen para satisfacer la necesidad de productos y servicios de una sociedad demandante, recibiendo a  cambio un pago o retribución, y buscando cubrir los costos y obtener las respectivas utilidades; pasando por la evolución que ha tenido no solo el concepto de empresa sino su desempeño mismo, hasta nuestros días en que se han disminuido los obstáculos o fronteras arancelarias. Actualmente la perspectiva de un empresario es la globalización, trascender más allá del ámbito local, regional o nacional, esto ha permitido el crecimiento y desarrollo del sector productivo y por ende de nuestra economía.

Publicado: 2019-01-24

Número completo

Editorial