El científico frente a la sociedad  
Artículo de opinión  
Biofortificación con micronutrientes en cultivos  
agrícolas y su impacto en la nutrición y salud  
humana  
Micronutrient biofortification in agricultural crops  
and their impact on human nutrition and health  
1
1,4  
2
JUAN PEDRO SIDA-ARREOLA , ESTEBAN SÁNCHEZ , GRACIELA DOLORES ÁVILA-QUEZADA  
3
3
CARLOS HORACIO ACOSTA-MUÑÍZ Y PAUL BARUK ZAMUDIO-FLORES  
Resumen  
Abstract  
Los seres humanos requieren de más de 22 elementos minerales para  
su desarrollo óptimo, los cuales pueden ser suplementados con una  
dieta balanceada. Las deficiencias de micronutrientes se han  
incrementado en las últimas décadas debido a la depreciación general  
de la calidad de la dieta de las poblaciones vulnerables, tanto en los  
países desarrollados y en desarrollo. Se estima que, de la población que  
padece malnutrición de micronutrientes, entre un 60 a 80% presenta  
deficiencia de hierro (Fe), más de 30% tiene deficiencia en zinc (Zn),  
Humans require more than 22 mineral elements for optimum  
growth, which can be supplemented with a balanced diet.  
Micronutrient deficiencies have increased over recent decades due  
to the general depreciation of the quality of the diet of vulnerable  
populations, both in developed and developing countries. It is  
estimated that the population suffering from micronutrient  
malnutrition, between 60-80% of the population are deficient in  
iron (Fe), over 30% are deficient in zinc (Zn), 30% are deficient in  
iodine (I) and about 15% are deficient in selenium. Deficiencies of  
iron (Fe) and zinc (Zn) are a critical public health problem  
worldwide, with negative impact on health, lifespan and productivity.  
Biofortification process is an agricultural approach that can improve  
human nutrition worldwide. Agronomic biofortification is  
considered a short-term and as a complementary strategy, but  
economic analyses suggest that genetic biofortification is the most  
effective strategy for increasing dietary intake of Fe and Zn of  
vulnerable populations. Enrichment of cereal grains by breeding is  
a high-priority area of research, and an effective strategy among  
other approaches, such as fortification, supplementation and food  
diversification. This manuscript seeks to highlight the problem of  
micronutrient deficiency in the world and how it affects the human  
health and nutrition. Also, some solutions to this problem arise, as  
in the case of the strategy of micronutrient biofortification in  
agricultural crops.  
3
0% es deficiente en yodo (I) y alrededor del 15% es deficiente en  
selenio (Se). Las deficiencias de hierro (Fe) y zinc (Zn) son un problema  
crítico de salud pública en todo el mundo, con el impacto negativo en  
la salud, la esperanza de vida y la productividad. El proceso de  
biofortificación es un enfoque agrícola que puede mejorar la nutrición  
humana a nivel mundial. La biofortificación agronómica se considera  
a corto plazo y como una estrategia complementaria. Los análisis  
económicos sugieren que la biofortificación genética es la estrategia  
más eficaz para aumentar la dieta la ingesta de Fe y Zn de las poblaciones  
vulnerables. El enriquecimiento de micronutrientes esenciales de los  
granos de cereales mediante el mejoramiento genético es un área de  
alta prioridad de la investigación, y una estrategia eficaz entre otros  
enfoques, por ejemplo, el enriquecimiento, la suplementación y la  
diversificación de los alimentos. El presente manuscrito pretende dar  
a conocer la problemática de la deficiencia de micronutrientes a nivel  
mundial y cómo afecta a la nutrición y salud humana. Así mismo, se  
plantean algunas soluciones a este problema, como es el caso de la  
estrategia de biofortificación de micronutrientes en cultivos agrícolas.  
Keywords: biofortification, micronutrient deficiencies, nutrition,  
human health.  
Palabras clave: biofortificación, deficiencia de micronutrientes,  
nutrición, salud humana.  
_
________________________________  
1
Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo, A. C. Unidad Delicias, Av. Cuarta Sur 3820, Fracc. Vencedores del Desierto, 33089  
Delicias, Chihuahua. México.  
Universidad Autónoma de Chihuahua. Facultad de Ciencias Agrotecnológicas. Escorza 900 Col. Centro. C. P. 31000. Chihuahua, Chih., México.  
Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo, A. C. Unidad Cuauhtémoc. Av. Río Conchos S/N Parque Industrial, Apdo. Postal  
2
3
7
81. C.P. 31570. Cd. Cuauhtémoc, Chihuahua, México.  
4
Dirección electrónica del autor de correspondencia: esteban@ciad.mx.  
67  
Vol. IX, Núm. 2  Mayo-Agosto 2015 •  
JUAN PEDRO SIDA-ARREOLA, ESTEBAN SÁNCHEZ, GRACIELA D. ÁVILA-QUEZADA, CARLOS H. ACOSTA-MUÑÍZ Y PAUL BARUK ZAMUDIO-FLORES:  
Biofortificación con micronutrientes en cultivos agrícolas y su impacto en la nutrición y salud humana  
Introducción  
os micronutrientes son definidos como elementos químicos o sustancias requeridos  
en cantidades traza para el normal crecimiento y desarrollo de los organismos vivos.  
Hay varios métodos para mejorar el contenido de esos compuestos dentro de las  
L
partes comestibles de las plantas. El desarrollo tradicional es un enfoque probado, pero tiene  
varias limitantes, incluyendo los marcos de tiempo prolongados para desarrollar variedades y  
la relativamente baja "concentración de micronutrientes" entre variedades en una determinada  
región (Bonneuil, 2006; Johnson y Veilleux, 2010). Otra técnica es suministrar a las plantas  
con fertilizantes u otros químicos para aumentar su contenido de nutrientes durante el desarrollo  
(Dodd et al., 2010).  
La deficiencia de micronutrientes como Fe, Zn,  
limitado a ellos, especialmente la población con  
desnutrición de zonas rurales remotas (Nestel et al.,  
2006). Sin embargo, requiere que la investigación  
agrícola establezca vínculos directos con los sectores  
de salud y nutrición humana (Bouis, 2003).  
selenio (Se) y el iodo (I) es un problema de salud  
pública, que afecta a más de un tercio de la población  
mundial. Deficiencias en calcio (Ca), magnesio (Mg)  
y cobre (Cu) se presentan en un tercio de la población,  
principalmente en los países en vías de desarrollo  
Por lo anterior, tres puntos principales que se  
requieren para implementar un programa de  
biofortificación con éxito son: 1) que los cultivos  
biofortificados deben ser de alto rendimiento y  
rentable para el agricultor; 2) los cultivos  
biofortificados deben mostrar eficacia para disminuir  
la problemática de malnutrición en los seres humanos;  
(
White y Broadley, 2005). La malnutrición por  
deficiencia de micronutrientes tiene grandes  
consecuencias socio-económicas. Esto da como  
resultado el aumento de la mortalidad, baja talla y  
desarrollo infantil y problemas de aprendizaje en  
bebes y niños. Además, provoca pérdida de la  
capacidad para trabajar en los adultos, lo cual a su  
vez disminuye o dificulta el crecimiento económico e  
induce a la pobreza. Lo anterior ha sido ocasionado,  
en parte, por la agricultura moderna que impulsa  
principalmente un mayor rendimiento a menor costo,  
sin darle importancia a la calidad nutricional de los  
cultivos (Sands et al., 2009).  
3
) el cultivo biofortificado debe ser aceptado por los  
agricultores y los consumidores en la región de  
destino.  
Harvest Plus, es una organización no  
gubernamental que se enfoca en el desarrollo de  
cultivos biofortificados con selenio ha abordado todos  
estos temas (Hotz y McClafferty, 2007). Un punto  
importante a tomar en cuenta para la optimización  
de los programas de biofortificación es el  
procesamiento de los cultivos después de la cosecha.  
Cultivos como el trigo se consumen después de un  
proceso de molienda (White y Broadley, 2005), lo  
que pudiera modificar las concentraciones  
biodisponibles de los nutrientes en el cultivo.Además,  
las concentraciones de algunos nutrientes como el  
Se y el S se encuentran en mayor proporción en el  
embrión de la semilla, otros como el Fe, Cu y Zn se  
encuentran principalmente en el salvado (Lyons et  
al., 2005).  
La biofortificación con micronutrientes de los  
cultivos básicos se presenta como una herramienta  
útil para combatir esta problemática. Esta alternativa  
busca incrementar el contenido de nutrientes en los  
cultivos mediante técnicas de fertilización,  
fitomejoramiento tradicional o fitomejoramiento  
asistido con biotecnología (Welch y Graham, 2004).  
La biofortificación tiene muchas ventajas: una única  
inversión para desarrollar semillas fortificadas, los  
costos recurrentes son bajos y el germoplasma puede  
ser compartido. Además, el sistema de cultivos  
biofortificados es un medio viable para hacer llegar  
alimentos fortificados a las personas con acceso  
68  
 Vol. IX, Núm. 2  Mayo-Agosto 2015 •