Alimentos  
Artículo arbitrado  
Dinámica nutrimental en hoja y fruto de  
arándano tipo Ojo de Conejo (Vaccinium  
ashei Reade)  
Nutrient dynamics in leaf and fruit of rabbiteye blueberry  
(Vaccinium ashei Reade)  
1
,4  
1
ANA MARÍA CASTILLO-GONZÁLEZ , EDILBERTO AVITIA-GARCÍA , LUIS ALONSO VALDEZ-  
2
3
1
AGUILAR , JOEL PINEDA-PINEDA Y SANDRA AGUILAR-SÁNCHEZ  
Recibido: Mayo 23, 2016  
Aceptado: Junio 30, 2016  
Resumen  
Abstract  
El arándano azul tipo Ojo de Conejo (Vaccinium ashei Reade)  
se ha convertido en una excelente alternativa para diversificar  
la actividad frutícola en México, desafortunadamente, su reciente  
introducción está acompañada de escasa información en su  
manejo agronómico, destacando el desconocimiento de las  
demandas nutrimentales del cultivo. Con el objetivo de conocer  
la dinámica nutrimental en las hojas y frutos durante las diferentes  
etapas de desarrollo del mismo, e identificar las etapas críticas  
de los diferentes nutrimentos, en una plantación de arándano  
tipo Ojo de Conejo en Zacatlán, Puebla, se recolectaron muestras  
de hojas y frutos en cinco etapas de desarrollo del fruto: fruto  
verde, cambio de color de verde a rosa (V-Rs), inicio de  
maduración (fruto rosa-rojo, Rs-Rj), durante la maduración (fruto  
rojo-azul, Rj-A) y fruto maduro (azul). Se determinó la  
concentración de macro y micronutrimentos. En las hojas, la  
concentración de todos los elementos mostró dos picos, uno en  
la etapa de fruto verde y el otro cuando el fruto alcanzó su  
madurez (fruto azul). El orden de concentración en las hojas  
fue: N>Ca>K>Mg>P>Fe>Mn>B>Zn. La concentración de todos  
los elementos en los frutos presentó un descenso con el avance  
de la maduración. El orden de concentración nutrimental en los  
frutos fue: N>K>Ca>Mg>P>Zn>B>Mn>Fe. Estos resultados  
indican que las etapas de mayor demanda nutrimental son las  
dos primeras (fruto verde y V-Rs). Por lo que los elementos se  
deben suministrar en la floración, previo al desarrollo del fruto  
para garantizar una producción y calidad del fruto satisfactorias.  
The Rabbiteye blueberry (Vaccinium ashei Reade) has become  
an excellent alternative to diversify the array of fruits produced  
in Mexico; unfortunately, its recent introduction is accompanied  
by scarce information in its agronomic management, highlighting  
the lack of knowledge of the nutritional demands of the crop.  
With the objective of knowing the nutritional dynamics in the  
leaves and fruits during their different stages of development,  
and to identify the critical stages of the different nutrient in a  
rabbiteye blueberry plantation located in Zacatlan, Puebla,  
samples of leaves and fruits were collected in five fruit  
developmental phases: green fruit (G), fruit changing from green  
to pink (G-P), beginning of ripening (fruit from pink to red, P-R),  
ripening (fruit from red to blue, R-B) and mature fruit (blue, B).  
Macro and micronutrient concentration were determined. In the  
leaves, the concentration of all the elements exhibited two peaks,  
one in the stage of green fruit and the other when the fruit  
reached maturity (blue fruit). The order of nutrient concentration  
in the leaves was: N>Ca>K>Mg>P>Fe>Mn>B>Zn. In the fruits,  
nutrient concentration exhibited a decrease as maturity was  
reached. The order of nutritional concentration in the fruits was:  
N>K>Ca>Mg>P>Zn>B>Mn>Fe. These results suggest that the  
higher nutritional demand occur in the G and the G-P phases;  
therefore, the elements must be supplied in blooming, prior to the  
development of the fruit to ensure a satisfactory production and  
fruit quality.  
Keywords: Vaccinium ashei Reade, fruit development,  
macronutrients, micronutrients, nutritional distribution.  
Palabras clave: Vaccinium ashei Reade, desarrollo del fruto,  
macronutrimentos, micronutrimentos, distribución nutrimental.  
_
________________________________  
1
2
3
4
Universidad Autónoma Chapingo. Departamento de Fitotecnia. Carr. México-Texcoco Km 38.5, Chapingo, 56230 Texcoco de Mora,  
Estado de México. Tel. 01 (595) 952-1500 Exts. 6416 y 6417.  
UniversidadAutónomaAgrariaAntonio Narro. Departamento de Horticultura. CalzadaAntonio Narro 1923, Buenavista, 25315 Saltillo,  
Coah. Tel. 01(844) 411-0209.  
Universidad Autónoma de Chapingo. Departamento de Suelos. Carr. México Texcoco Km 38.5, Chapingo, 56230 Texcoco de Mora,  
Estado de México. Tel. 01(595) 952-1500. Exts. 1633 y 6198  
Dirección electrónica del autor de correspondencia: anasofiacasg@hotmail.com.  
6
4
 Vol. X, Núm. 2  Mayo-Agosto 2016 •  
ANA MARÍA CASTILLO-GONZÁLEZ, EDILBERTO AVITIA-GARCÍA, LUIS A. VALDEZ-AGUILAR, JOEL PINEDA-PINEDA Y SANDRA AGUILAR-SÁNCHEZ:  
Dinámica nutrimental en hoja y fruto de arándano tipo Ojo de Conejo (Vaccinium ashei Reade)  
Introducción  
ay evidencias muy fuertes de que los antioxidantes presentes en los frutos y  
vegetales protegen a los lípidos, proteínas y ácidos nucleicos del daño oxidativo  
H
que inician los radicales libres, evitando el desarrollo de enfermedades  
cardiovasculares, neurodegenerativas y cáncer en humanos (Howard et al., 2003). Dentro  
de 41 frutos y vegetales estudiados por su capacidad antioxidante, los arándanos tienen el  
más alto valor (You et al., 2011); es por ello que el consumo de arándanos, sobre todo en  
fresco, se ha duplicado en los últimos 12 años (Retamales y Hancock, 2012).  
El arándano azul es una especie arbustiva,  
su producción comercial proviene principal-  
mente de los llamados arándanos tipo alto del  
norte, Vaccinium corymbosum L.; arándano tipo  
Ojo de Conejo, V. ashei Reade; y arándano bajo  
proveniente de V. angustifolium Ait. y V.  
myrtilloides Michx., todos ellos nativos de  
Norteamérica; y de los híbridos de Vaccinium  
corymbosum por V. darrowi o V. ashei, llamados  
arándanos altos del sur (Rieger, 2006).  
En México se cultivan los arándanos tipos  
alto del sur y Ojo de Conejo y en los últimos  
años se ha incrementado notablemente su  
cultivo, sumando una superficie de 1,803 ha,  
con una producción de 18,031 toneladas, con  
-
1
rendimientos promedio de 10 a 12 t ha . Los  
principales estados productores del tipo alto del  
sur son Jalisco, Colima, Baja California y  
Michoacán. Puebla es el único estado de la  
república en el que se cultiva el tipo Ojo de  
Conejo, con una superficie cosechada de 97  
ha, producción de 441.1 t y rendimiento de 4.55  
El arándano tipo Ojo de Conejo es nativo de  
la rivera de los ríos y pantanos del sur de Georgia  
y de Alabama hasta el norte de Florida (Rieger,  
-
1
t ha (SIAP, 2014).  
2
006). Aunque la mayor parte de la producción  
La demanda nutrimental de los arándanos  
azules se considera baja, comparada con la de  
otros frutales; algunos autores reportan  
crecimiento y fructificación satisfactorios en el  
tipo Ojo de Conejo durante varias estaciones  
en suelos con baja fertilidad y sin fertilización  
(Retamales y Hancock, 2012; Spiers y Marshall,  
2012). Sánchez-García (2009) reporta que el  
arándano azul, sin especificar tipo ni cultivar,  
extrae por tonelada de fruto 4.7 kg de N, 0.5 kg  
de P, 4 kg de K, 1.4 kg de Ca y 0.8 kg de Mg.  
comercial viene de los tipos altos y bajos, los  
tipos Ojo de Conejo son importantes debido a  
la maduración tardía de su fruto (Retamales y  
Hancock, 2012), mayor vida poscosecha y su  
amplia adaptabilidad a diferentes tipos de suelo,  
ya que tolera un intervalo de pH más amplio que  
el arándano alto; tolera altas temperaturas y  
ausencia de humedad (Rieger, 2006). Se cultiva  
principalmente en Estados Unidos (Retamales  
y Hancock, 2012).  
En el ContinenteAmericano, los arándanos  
azules también se producen en Chile,Argentina,  
México y Uruguay; en donde se cultivan  
principalmente los tipos alto del sur y Ojo de  
Conejo, debido a que se acumulan de 0 a 800  
horas-frío (< 7 °C); las temperaturas invernales  
generalmente se ubican por arriba de los 0 °C,  
las temperaturas del verano fluctúan de 28 a 30  
Los estudios de extracción de nutrimentos  
contribuyen en forma cuantitativa a dar solidez  
a los programas de fertilización recomendados;  
pues permiten conocer la cantidad de un  
nutrimento que se absorbe por un cultivo para  
producir un rendimiento determinado en un  
tiempo definido (Bertsch, 2003). El conocimiento  
de la dinámica de absorción nutrimental es de  
suma importancia, ya que permite sincronizar  
la disponibilidad de los nutrimentos con las  
°C y se tiene un período libre de heladas mayor  
a los 250 días (Retamales y Hancock, 2012).  
6
5
Vol. X, Núm. 2  Mayo-Agosto 2016 •  
ANA MARÍA CASTILLO-GONZÁLEZ, EDILBERTO AVITIA-GARCÍA, LUIS A. VALDEZ-AGUILAR, JOEL PINEDA-PINEDA Y SANDRA AGUILAR-SÁNCHEZ:  
Dinámica nutrimental en hoja y fruto de arándano tipo Ojo de Conejo (Vaccinium ashei Reade)  
necesidades de la planta durante su desarrollo  
y producción, y con la adaptación de técnicas  
adecuadas de suplemento nutrimental se puede  
tener un control fino sobre la disponibilidad de  
los nutrimentos, especialmente en suelos con  
baja fertilidad y en cultivos sin suelo; lo que  
puede conducir a mantener producciones y  
calidad de fruto satisfactorias, con un mínimo  
de fertilización y en consecuencia con bajo  
impacto en el ambiente (Tagliavini et al., 2005).  
La densidad de plantación de la huerta fue  
-1  
de 2,500 plantas·ha , con un diseño de  
plantación en marco real de 2 X 2 m; con una  
extensión de 3.5 ha. El manejo nutrimental fue  
nulo y de temporal, la incorporación de materia  
orgánica al suelo provenía de los residuos de  
malezas y podas.  
Muestreos. Para llevar a cabo este trabajo  
se realizaron cinco muestreos de hojas y frutos  
en cinco etapas de desarrollo de fruto: fruto  
verde; en cambio de coloración de verde a rosa  
El aspecto nutrimental de los cultivos es  
básico para obtener no sólo buena producción,  
sino también buena calidad del fruto. Se  
reconoce que existe una relación directa entre  
la absorción nutrimental y la calidad del fruto. El  
problema es conocer la concentración crítica y  
óptima de cada elemento y las interacciones  
entre elementos que conducen al desarrollo de  
la calidad de los frutos (Tagliavini et al., 2000).  
(
V-Rs); inicio de maduración, indicado por el  
cambio de color del fruto de rosa a rojo (Rs-Rj);  
durante la maduración, fruto 95% azul, 5% rojo  
(Rj-A); y fruto completamente maduro (fruto  
azul). Las plantas (seis) de donde se obtuvieron  
las hojas y frutos fueron seleccionadas al azar  
en toda la huerta. Se recolectaron 100 hojas de  
reciente maduración por planta; así como los  
20 frutos más cercanos a ellas, en el estado de  
maduración correspondiente a cada muestreo.  
La unidad experimental fue una planta.  
Los estudios de la dinámica y distribución  
nutrimental en los arándanos, y particularmente  
en el arándano tipo Ojo de Conejo, es muy  
escasa; lo que limita generar programas de  
fertilización pertinentes y sustentables; es por  
ello que en esta investigación se plantearon los  
objetivos de conocer la dinámica nutrimental en  
las hojas y frutos de este arándano durante las  
diferentes etapas de desarrollo del fruto e  
identificar las etapas críticas de los macro y  
micronutrimentos.  
Determinación nutrimental. De cada  
muestra, tanto de hojas como de frutos, se  
determinó la concentración de nitrógeno (N),  
fósforo (P), potasio (K), calcio (Ca), magnesio  
(
Mg), hierro (Fe), zinc (Zn), manganeso (Mn) y  
boro (B). Para ello, las muestras se sometieron  
a una digestión húmeda con una mezcla de  
ácido sulfúrico-ácido perclórico (relación 2:1, v/  
v) y peróxido de hidrógeno al 30%. La  
determinación de la concentración de N se  
realizó por el método microkjeldahl; la de P, K,  
Ca, Mg, Fe, Zn, Mn y B se hizo en un espec-  
trofotómetro de emisión atómica de plasma por  
inducción acoplada (AES) de Varian (Australia),  
para todos los casos se siguió la metodología  
descrita por Alcántar y Sandoval (1999).  
Materiales y métodos  
La investigación se realizó en una plantación  
de arándano tipo Ojo de Conejo en plena  
producción, con una edad de 8 años; ubicada en  
el municipio de Zacatlán, Puebla, que se localiza  
en la parte noroeste del estado; sus coordenadas  
geográficas son 19° 50’ de latitud norte y 97° 51’  
de longitud oeste. Sus colindancias son al norte  
con Chiconcuautla y Huauchinango, al sur con  
Aquixtla y Chignahuapan, al oeste con  
Ahuacatlán, Tepetzintla y Tetela de Ocampo y al  
poniente conAhuazotepec y el estado de Hidalgo.  
Con clima templado húmedo, con abundantes  
lluvias en verano, temperatura media anual entre  
Los resultados se analizaron mediante un  
análisis de varianza y la prueba de medias de  
Tukey (P  0.05), utilizando el paquete  
estadístico SAS versión 9 (SAS Institute, 1999).  
Las gráficas se elaboraron con el paquete  
SigmaPlot, versión 9.  
12 y 18 °C y precipitación en el mes más seco  
menor de 40 mm (García, 1973).  
6
6
 Vol. X, Núm. 2  Mayo-Agosto 2016 •  
ANA MARÍA CASTILLO-GONZÁLEZ, EDILBERTO AVITIA-GARCÍA, LUIS A. VALDEZ-AGUILAR, JOEL PINEDA-PINEDA Y SANDRA AGUILAR-SÁNCHEZ:  
Dinámica nutrimental en hoja y fruto de arándano tipo Ojo de Conejo (Vaccinium ashei Reade)  
rencias estadísticas entre las etapas. Cuando  
el fruto inició el proceso de maduración (Rs-Rj)  
hasta que ésta finalizó (fruto azul), las  
Resultados  
Concentración nutrimental en hojas. La  
mayor concentración de nitrógeno en las hojas  
concentraciones variaron muy poco, incluso sin  
se presentó en la etapa de fruto verde (1.1%);  
diferencias estadísticas (Figuras 1 y 2). El calcio  
ésta disminuyó hasta la etapa de inicio de  
presentó una dinámica diferente, la mayor  
maduración, indicada por el cambio de color del  
concentración (0.22%) se observó en el fruto  
fruto de rosa a rojo (Rs-Rj); la concentración de  
verde, siguiéndole un descenso importante en  
las siguientes etapas se elevó y llegó a ser similar  
la etapa de cambio de color a rosa (V-Rs) hasta  
a la etapa de fruto verde. La concentración de  
registrar una concentración de 0.05%, valor más  
fósforo fue superior en la etapa de fruto verde  
bajo, en el inicio de maduración (Rs-Rj); a esto  
(0.11%), disminuyó en la etapa de cambio de  
le siguió un ligero incremento cuando el fruto  
inició el cambio de rojo a azul (Rj-A), y la  
concentración se mantuvo constante hasta el  
fruto maduro (azul) (Figura 1). El orden de  
acumulación de los elementos en los frutos fue  
N>K>Ca>Mg>P>Zn>B>Mn>Fe.  
coloración a rosa (V-Rs) y se mantuvo constante  
hasta el término de maduración del fruto (fruto  
azul). La mayor concentración de potasio se  
presentó en la etapa de fruto verde (0.18%), en  
las siguientes etapas disminuyó, y luego se  
incrementó; de tal manera que en la de fruto  
maduro (azul) alcanzó una concentración  
estadísticamente semejante a la de fruto verde.  
La concentración de calcio presentó una  
dinámica diferente a la de los elementos  
anteriores, ya que ésta se fue incrementando con  
el avance del desarrollo del fruto; de tal forma  
que la mayor concentración se presentó cuando  
éste finalizó su maduración (azul). El magnesio  
presentó una dinámica semejante a la de calcio,  
en la etapa de fruto maduro (azul) fue cuando  
las hojas presentaron la máxima concentración  
Figura 1. Dinámica de macronutrimentos durante el desarrollo  
del fruto en arándano azul tipo Ojo de Conejo en Zacatlán,  
Puebla. V-Rs = cambio de color de verde a rosa; Rs-Rj =  
cambio de color de rosa a rojo; Rj-A = cambio de color de rojo  
a azul. Letras diferentes en barras del mismo color son  
estadísticamente diferentes (Tukey,  = 0.05).  
(
0.19%) (Figura 1). La concentración de hierro  
-1  
en las hojas varió de 63.9 a 79.3 mg kg de  
materia seca, pero sin diferencias estadísticas.  
La concentración de zinc y manganeso fue alta  
en la primera etapa (fruto verde), disminuyó en  
las siguientes dos etapas (V-Rs y Rs-Rj), durante  
la maduración (Rj-A), la concentración de los dos  
elementos se elevó hasta que en el fruto maduro  
(azul) se alcanzó un nivel similar a la de fruto  
verde. La concentración de boro no varió en las  
hojas durante el desarrollo del fruto (Figura 2). El  
orden de acumulación nutrimental fue  
N>Ca>K>Mg>P>Fe>Mn>B>Zn.  
Concentración nutrimental en frutos. Todos  
los elementos evaluados se presentaron más  
concentrados en la primera etapa de desarrollo  
(fruto verde). Conforme avanzó el proceso de  
maduración la concentración de cada uno de  
ellos disminuyó; aunque en el caso de la  
concentración de hierro no se presentaron dife-  
6
7
Vol. X, Núm. 2  Mayo-Agosto 2016 •  
ANA MARÍA CASTILLO-GONZÁLEZ, EDILBERTO AVITIA-GARCÍA, LUIS A. VALDEZ-AGUILAR, JOEL PINEDA-PINEDA Y SANDRA AGUILAR-SÁNCHEZ:  
Dinámica nutrimental en hoja y fruto de arándano tipo Ojo de Conejo (Vaccinium ashei Reade)  
Figura 2. Dinámica de micronutrimentos durante el desarrollo  
del fruto en arándano azul tipo Ojo de Conejo en Zacatlán,  
Puebla. V-Rs = cambio de color de verde a rosa; Rs-Rj =  
cambio de color de rosa a rojo; Rj-A = cambio de color de rojo  
a azul. Letras diferentes en barras del mismo color son  
estadísticamente diferentes (Tukey,  = 0.05).  
la disminución de la translocación de los  
elementos hacia los frutos, debido a que éstos  
alcanzaron su máximo tamaño bajando su  
fuerza de demanda. Resultados similares se  
han registrado en otros frutales, Castro-López  
et al. (2012) observaron en tres cultivares de  
mango, que las concentraciones foliares de  
macro y micronutrimentos fueron influidas por  
el cultivar, flujo vegetativo y fase fenológica; de  
tal manera que las hojas del flujo de primavera  
fueron más afectadas por las últimas etapas  
de desarrollo floral; mientras que las del flujo de  
verano-otoño, por el crecimiento del fruto.  
Tagliavini et al. (2005) mencionan que la  
distribución de nutrimentos en fresa varió con  
el elemento; de tal forma que el Ca estuvo  
principalmente concentrado en las hojas, el Mg  
fue igualmente repartido entre las hojas y el fruto;  
mientras que el N, P y K se encontraron en  
mayor concentración en los frutos. En un  
estudio de distribución nutrimental en arándano  
tipo Ojo de Conejo cv. Tifblue, con fertilización y  
sin fertilización, se encontró que independiente-  
mente del grado de fertilización, las hojas fueron  
los órganos con la mayor acumulación de N, P,  
Discusión  
Concentración nutrimental en hojas. Las  
concentraciones foliares de nutrimentos varían  
con la edad de la hoja y con el estado fenológico  
de la planta. En este trabajo con arándano Ojo  
de Conejo, las concentraciones foliares de los  
macronutrimentos y micronutrimentos como Zn  
y Mn variaron con el desarrollo del fruto, los  
niveles de todos ellos disminuyeron hasta la  
etapa de inicio de maduración, representada por  
el cambio de color del fruto de rosa a rojo (Rs-  
Rj); en las etapas posteriores, el N y P se  
mantuvieron constantes, mientras que el K, Ca,  
Mg, Zn y Mn se incrementaron para igualar o  
incluso superar (Ca y Mg) las concentraciones  
foliares en la etapa de fruto verde; en tanto que  
el Fe y B se mantuvieron constantes (Figura 1).  
El descenso en las concentraciones foliares de  
los elementos se debe a su translocación hacia  
los frutos para sostener su desarrollo. El  
aumento o constancia en las concentraciones  
foliares en las etapas posteriores se explica por  
K, Ca y Mg en comparación con la otras partes  
de la planta, excepto los frutos en los que no se  
hicieron las evaluaciones (Spiers y Marshall,  
2012). Esto coincide con lo registrado en este  
estudio, ya que todos los elementos evaluados,  
excepto el K, se encontraron más concentrados  
en las hojas que en los frutos (Figuras 1 y 2).  
Concentración nutrimental en frutos. En los  
frutos la dinámica de acumulación de N, P, K,  
Ca, Mg, Zn y Mn fue similar a la de las hojas. El  
fruto verde presentó la más alta concentración  
de estos elementos, debido al tamaño pequeño  
del fruto; conforme avanzó el desarrollo las  
concentraciones disminuyeron hasta la etapa  
de inicio de maduración (Rs-Rj), debido a un  
efecto de dilución provocado por el aumento en  
tamaño del fruto, la estabilidad de los niveles  
nutrimentales en las etapas posteriores se debió  
a que el fruto dejó de crecer, puesto que en la  
etapa de cambio de color (Rs-Rj) alcanzó su  
máximo tamaño. El N fue el elemento más  
6
8
 Vol. X, Núm. 2  Mayo-Agosto 2016 •  
ANA MARÍA CASTILLO-GONZÁLEZ, EDILBERTO AVITIA-GARCÍA, LUIS A. VALDEZ-AGUILAR, JOEL PINEDA-PINEDA Y SANDRA AGUILAR-SÁNCHEZ:  
Dinámica nutrimental en hoja y fruto de arándano tipo Ojo de Conejo (Vaccinium ashei Reade)  
concentrado en el fruto de arándano, seguido  
por el K y Ca (Figura 1). Esto se explica porque  
el N incide en el crecimiento e intensidad del  
color del fruto (Tagliavini et al., 2000); en fresa  
la distribución del N absorbido hacia los frutos  
representó una cantidad significativa,  
especialmente durante la etapa de maduración  
del fruto; al final de la maduración de los frutos,  
estos representaron la única demanda de N y  
K, elementos que entonces disminuyeron su  
concentración en las hojas, que fueron las  
fuentes de estos elementos para los frutos  
El Ca a pesar de su limitada movilidad en el  
floema casi igualó la concentración de K en los  
frutos de arándano Ojo de Conejo (Figura 1); lo  
cual difiere con lo observado en otros frutos como  
chabacano, cereza, uva, kiwi, durazno, pera y  
ciruelo (Tagliavini et al., 2000), banano (Castillo-  
González et al., 2011) y manzana (Dilmaghani  
et al., 2004), en donde la concentración de K  
superó por mucho a la de Ca. Aunque el Ca es  
un catión muy absorbido por los frutales, su  
distribución hacia los frutos es relativamente  
pequeña, debido como ya se mencionó, a su baja  
movilidad en el floema (Marschner, 1995). El Ca  
estabiliza y da fuerza a la pared celular,  
otorgando la firmeza al fruto, y es requerido para  
la fase de división y expansión celular del mismo  
(
Tagliavini et al., 2005). En este caso, en  
arándano Ojo de Conejo el comportamiento fue  
diferente, ya que todos los elementos no  
elevaron su concentración con el avance de la  
maduración del fruto, y las hojas al final del  
proceso elevaron su concentración (Figura 1).  
En frambuesa cvs. Heritage (Quezada et al.,  
(Tagliavini et al., 2000). En manzano ‘Golden  
Delicious’, Dilmaghani et al. (2004) observaron  
una correlación positiva entre la concentración  
de Ca en el fruto y la firmeza del mismo. Bajo  
una condición de deficiencia de Ca en el fruto la  
integridad de la pared celular se pierde, lo que  
conduce a pérdida de la firmeza y desarrollo de  
desórdenes fisiológicos (Fallahi et al., 1997). En  
el fruto de arándano evaluado, la acumulación  
de Mg disminuyó con el avance en su desarrollo,  
hasta la etapa de inicio de maduración (cambio  
de color Rs-Rj); después de la cual se mantuvo  
baja pero constante, comportamiento observado  
también en kiwi, pero no en otras especies en  
donde se incrementa con el crecimiento del fruto  
y antes de la maduración del fruto como en  
duraznero y manzano (Tagliavini et al., 2000). El  
patrón de disminución en las concentraciones  
de micronutrimentos como el Zn, Mn y B  
registrados en el fruto en desarrollo de arándano  
2
007) y Veten (Heiberg, 2002) al hacer  
aplicaciones de N se observó que a mayor dosis  
se incrementó el peso promedio y calibre del  
fruto. Los resultados de K registrados en este  
arándano, en donde su concentración dismi-  
nuyó después de las dos primeras etapas de  
desarrollo (Figura 1), también se han observado  
en otros frutos como naranja navel ‘Bellamy’  
(
Storey y Treeby, 2000); en donde la  
concentración de K y P en el fruto completo varió  
de un máximo justo después del amarre del  
fruto a un mínimo a la madurez del mismo. El K  
es el elemento más abundante en los frutos  
frescos, participa en el transporte de agua y  
azúcares hacia los frutos (Dilmaghani et al.,  
2004). Algunos parámetros de calidad del fruto;  
(Figura 2) se debió muy posiblemente a un efecto  
tales como la concentración de sólidos solubles  
y ácidos orgánicos están positivamente  
relacionados con la concentración de K  
de dilución causado por la expansión del fruto  
hasta que éste alcanzó su máximo tamaño. El  
zinc está estrechamente relacionado con la  
calidad del fruto; Poltronieri et al. (2011)  
observaron que la aplicación foliar de Zn como  
sulfato, incrementó el tamaño de los granos de  
café (Coffea arabica). En manzano cultivares  
Gala y Fuji, las aplicaciones foliares de Zn  
quelatado en periodos críticos; tales como  
floración y desarrollo de fruto, mejoraron  
parámetros de calidad del fruto como el peso  
promedio, la firmeza, el contenido de azúcares  
(Tagliavini et al., 2000). En manzano ‘Gala/M9’  
el K fue el elemento más acumulado en los  
frutos (Scandillari et al., 2010). En plantas de  
kiwi ‘Qin Mei’ la acumulación de N, P y K en los  
frutos a cosecha fue del 52, 48 y 62%,  
respectivamente; mientras que en las hojas fue  
del 19, 17 y 23%, en el tallo fue del 22, 19 y 12%  
y en las raíces tan solo del 7, 16 y 3%,  
respectivamente (Zhao y Wang, 2013).  
6
9
Vol. X, Núm. 2  Mayo-Agosto 2016 •  
ANA MARÍA CASTILLO-GONZÁLEZ, EDILBERTO AVITIA-GARCÍA, LUIS A. VALDEZ-AGUILAR, JOEL PINEDA-PINEDA Y SANDRA AGUILAR-SÁNCHEZ:  
Dinámica nutrimental en hoja y fruto de arándano tipo Ojo de Conejo (Vaccinium ashei Reade)  
solubles totales y de vitamina C (Zhang et al.,  
013). El Mn parece no tener efecto importante  
en la calidad del fruto, sólo se ha observado  
efecto en la disminución del tamaño en fresa  
suministro suficiente antes de la fructificación  
para obtener no sólo una producción óptima,  
sino también buena calidad en los frutos, dado  
que elementos como el N, K, Ca, Zn y B parecen  
tener un efecto directo sobre ésta en el arándano  
tipo Ojo de Conejo.  
2
‘Elsanta’ cuando está en insuficiencia para la  
planta (Nesby et al., 2005). En el caso del B, se  
observó en fresa que cuando la solución nutritiva  
carece del elemento se redujo considerable-  
mente el número de frutos y se presentó un alto  
porcentaje de frutos malformados (Lieten, 2000).  
Se ha observado que en los frutos de fresa  
cosechados, se encuentra una más alta  
acumulación de N, P, K y B que en otros órganos  
de la planta y que durante el desarrollo del fruto  
casi todo el N, P, K, Mg, Zn y B de la planta se  
acumula en el fruto; lo que indica que al menos  
estos elementos son importantes para el  
desarrollo y calidad del mismo. El B y el Zn tienen  
un efecto directo sobre la calidad del fruto, su  
deficiencia conduce a frutos más pequeños. El  
B se relaciona con el contenido de la vitamina C  
y azúcares. El P, Mg, Cu, Fe y Mn parece no  
tener un efecto directo sobre la calidad del fruto  
de fresa (Nesby et al., 2005).  
Literatura Citada  
ALCÁNTAR, G. G. y V. M. Sandoval. 1999. Manual de Análisis Químico  
de Tejido Vegetal. Sociedad Mexicana de la Ciencia del Suelo.  
Instituto de Recursos Naturales. Colegio de Postgraduados.  
México. 156 p.  
BERTSCH, F. 2003. Absorción de Nutrimentos por los Cultivos.  
Asociación Costarricense de la Ciencia del Suelo. San José,  
Costa Rica. 307 p.  
CASTILLO-GONZÁLEZ, A. M., J. A. Hernández-Maruri, E. Avitia-García,  
J. Pineda-Pineda, L. A. Valdéz-Aguilar y T. Corona-Torres. 2011.  
Extracción de macronutrientes en banano ‘Dominico’ (Musa  
spp.). YTON 80:65-72.  
CASTRO-LÓPEZ, M. G., S. Salazar-García, I.J.L. González-Durán, R.  
Medina-Torres y J. González-Valdivia. 2012. Evolución  
nutrimental foliar en tres cultivares de mango en Nayarit, México.  
Revista Mexicana de Ciencias Agrícolas 3(4):685-700.  
GARCÍA, E. 1973. Modificación al Sistema de Clasificación Climática  
de Köpen. Instituto de Geografía. Universidad Nacional  
Autónoma de México. México, D.F. 156 p.  
DILMAGHANI, M.R., M.J. Malakouti, G.H. Neilsen, and E. Fallahi.  
2
004. Interactive effects of potassium and calcium on K/Ca  
ratio and its consequences on apple fruit quality in calcareous  
soils of Iran. Journal of Plant Nutrition 27(7):1149-1162.  
FALLAHI, E., W.S. Conway, K.D. Hickey, and C.E. Sams. 1997. The  
role of calcium and nitrogen in postharvest quality and disease  
resistance of apples. HortScience 32:831-835.  
Conclusiones  
HEIBERG, N. 2002. Effect of vegetation control and nitrogen  
fertilization in red raspberry. Acta Horticulturae 2(585):579-583.  
HOWARD, L. R., J. R. Clark, and C. Brownmiller. 2003. Antioxidant  
capacity and phenolic content in blueberries as affected by  
genotype and growing season. Journal of the Science of Food  
and Agruculture 83:1238-1247.  
La dinámica nutrimental en las hojas,  
durante el desarrollo del fruto, fue similar para  
todos los elementos. La concentración más alta  
se registró en la etapa de fruto verde y disminuyó  
en las siguientes etapas, cuando exportó los  
nutrimentos hacia los frutos; posteriormente se  
elevó, cuando el fruto alcanzó su maduración y  
dejó de ser una demanda importante. El orden  
de concentración nutrimental en las hojas fue:  
N>Ca>K>Mg>P>Fe>Mn>B>Zn.  
LIETEN, F. 2000. Boron deficiency of strawberries grown in substrate  
culture. Acta Horticulturae 567:451-454.  
nd  
MARSCHNER, H. 1995. Mineral Nutrition of Higher Plants. 2 Ed.  
Academic Press Inc. San Diego, CA. 889 p.  
NESTBY, R., F. Lieten, D. Pivot, C.R. Lacroix, and M. Tagliavini.  
2
005. Influence of mineral nutrients on strawberry fruit quality  
and their accumulation in plant organs: a review. International  
Journal of Fruit Science 5(1):139-156.  
POLTRONIERI, Y., H.E.P. Martínez, and P.R. Cecon. 2011. Effect of  
zinc and its form of supply on production and quality of coffee  
beans. Journal of Science Food and Agriculture 91:2431-2436.  
QUEZADA, C., I. Vidal, L. Lemus y H. Sánchez. 2007. Efecto de la  
fertilización nitrogenada sobre rendimiento y calidad de fruta  
en frambueso (Rubus idaeus L.) bajo dos programas de fertirri-  
gación. Journal of Soil Science and Plant Nutrition 7(3):1-15.  
RETAMALES, J. B., and J. F. Hancock. 2012. Blueberries. CAB  
International. UK. 323 p.  
La dinámica nutrimental en el fruto fue  
similar para todos los elementos, excepto el Fe.  
El fruto verde presentó la más alta concentración  
y disminuyó conforme avanzó el proceso de  
maduración. Las etapas críticas en el cultivo de  
arándano fueron las de frutos en cambio de  
coloración de verde a rosa y al inicio de la  
maduración (Rs-Rj). El orden de concentración  
nutrimental en los frutos fue: N>K>Ca>Mg>  
P>Zn>B>Mn>Fe. Considerando que el desarro-  
llo del fruto es una etapa altamente demandante  
de nutrimentos para la planta, se debe tener un  
RIEGER, M. 2006. Introduction to Fruit Crops. Food Products Press.  
NY, USA. 462 p.  
SÁNCHEZ-GARCÍA, P. 2009. Nutrición de zarzamora, frambuesa y  
arándano. p. 83-89. In: II Simposium Nacional de Producción  
Forzada en Frutales. I Curso de Producción Forzada en Frutillas  
y Durazno. Colegio de Posgraduados Campus Montecillo. 25  
de noviembre de 2009. Montecillo, Estado de México.  
SAS Institute.1999. SAS/STAT Guide for Personal Computers.  
Version 9. Cary, N. C. USA. 1028 p.  
7
0
 Vol. X, Núm. 2  Mayo-Agosto 2016 •  
ANA MARÍA CASTILLO-GONZÁLEZ, EDILBERTO AVITIA-GARCÍA, LUIS A. VALDEZ-AGUILAR, JOEL PINEDA-PINEDA Y SANDRA AGUILAR-SÁNCHEZ:  
Dinámica nutrimental en hoja y fruto de arándano tipo Ojo de Conejo (Vaccinium ashei Reade)  
SIAP (Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera). 2014.  
http://infosiap.siap.gob.mx/aagricola_siap/icultivo/index.jsp.  
SCANDELLARI, F., M. Ventura, D. Malaguti, C. Ceccon, G. Menarbin,  
and M. Tagliavini. 2010. Net primary productivity and  
partitioning of absorbed nutrients in field-grown apple trees.  
Acta Horticulturae 868:115-122.  
SPIERS, J. M., and D. A. Marshall. 2012. Macronutrient distribution  
in ‘Tifblue’ Rabbiteye blueberry. International Journal of Fruit  
Science 12:48-53.  
STOREY, R., and M.T. Treeby. 2000. Seasonal changes in nutrient con-  
centrations of navel orange fruit. Scientia Horticulturae 84:67-82.  
TAGLIAVINI, M., C. Zavalloni, A.D. Rombola, M. Quartieri, D. Malaguti,  
F. Mazzanti, P. Millars, and B. Marangoni. 2000. Mineral nutrient  
partitioning to fruits of deciduous trees. Acta Horticulturae  
TAGLIAVINI, M., E. Bali, P. Lucchi, M. Antonelli, G. Sorrenti, G.  
Baruzzi, and W. Faedi. 2005. Dynamics of nutrients uptake by  
strawberry plants (Fragaria x Ananassa Dutch.) grown in soil  
and soilless culture. European Journal of Agronomy 23:15-25.  
YOU, Q., B. Wang, E. Chen, Z. Huang, X. Wang, and P. G. Luo.  
2011. Comparison of anthocyanins and phenolics in organically  
and conventionally grown blueberries in selected cultivars. Food  
Chemistry 125:201-208.  
ZHANG, Y., F. Ch. Yan., Y. Wang, M. Li, M. Chen, J. Qian, X. Yang,  
and S. Cheng. 2013. Zinc sulfate and sugar alcohol zinc sprays  
at critical stages to improve apple fruit quality. HortTechnology  
2
3(4):490-497.  
ZHAO, Z., and T. J. Wang. 2013. Nutrient uptake and distribution in  
field-grown kiwifruit vines. Acta Horticulturae 984:219-226.  
5
12:131-140.  
Este artículo es citado así:  
Castillo-González,A. M., EdilbertoAvitia-García, LuisA. Valdez-Aguilar, Joel Pineda-Pineda y SandraAguilar-Sánchez. 2016. Dinámica  
nutrimental en hoja y fruto de arándano tipo Ojo de Conejo (Vaccinium ashei Reade). TECNOCIENCIA Chihuahua 10(2):64-71.  
Resumen curricular del autor y coautores  
ANA MARÍA CASTILLO GONZÁLEZ. Terminó su licenciatura en 1986, año en que le fue otorgado el título de Bióloga por la Escuela Nacional de  
Estudios Profesionales Iztacala de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Realizó sus estudios de posgrado en el Colegio  
de Postgraduados, Campus Montecillo, México; donde obtuvo el grado de Maestro en Ciencias en el área de Fruticultura en 1990 y el grado  
de Doctor en Ciencias en el área de Fisiología Vegetal en 1996. Labora en el Departamento de Fitotecnia desde 1986 con el nombramiento  
de Profesor-Investigador de Tiempo Completo. Ha sido miembro del Sistema Nacional de Investigadores desde 1993 como Candidato, a  
partir de 1997 Nivel I. Su área de especialización es la Nutrición de Cultivos Hortícolas. Ha dirigido 14 tesis de licenciatura, 11 de maestría  
y 3 de doctorado. Es autora de 59 artículos científicos 4 libros científicos, 61 ponencias en congresos. Es evaluadora de proyectos del