El presente año 2020 ha representado un momento importante para la educación e investigación en términos generales. Muchos países han implementado estrategias que buscan minimizar las pérdidas del avance académico de sus estudiantes usando el aprendizaje a distancia. En la Universidad Autónoma de Chihuahua esto no es una excepción. Si bien, no existen estudios confiables que permitan estimar la efectividad del aprendizaje a distancia comparado al aprendizaje presencial, dada la velocidad (y por ende, la falta de preparación) con la que se tuvieron que implementar estas medidas, no hay duda de que representa un espacio de enormes desafíos y oportunidades para lograr un aprendizaje similar al presencial.

Publicado: 2020-08-01

Número completo

Versión impresa (ISSN: 2448-5489)